Saltar al contenido principal
Hitachi Construction Machinery - Latinoamérica

Excavaciones en grande

4 de enero de 2021

En estos últimos años, Colorado se ha vuelto el destino elegido por muchos "naturalizados", es decir, personas que no son oriundas de este estado y han decidido elegirlo como lugar de residencia definitivo. Mudar toda una vida conlleva muchas cosas, pero mudar una empresa es algo totalmente diferente. Con algo de determinación y trabajo arduo, eso es exactamente lo que Jeff Dwire hizo con su compañía: Dwire Earthmoving, LLC.

Excavadora Hitachi ZX130-6 

Dwire Earthmoving, LLC, una compañía familiar de tercera generación, comenzó en Minnesota y ahora es una de las compañías de excavación más grandes de Colorado Springs, Colorado. 

"Mi abuelo inició esta empresa con un tractor en el sur de Minnesota en 1939", dice Dwire. "En los '70, mi papá se hizo cargo de la compañía por completo. Yo terminé mudándome a Colorado con mis hermanos y logré mi primer contacto en este lugar en 1989".

Dwire estaba ansioso por mudarse, aunque el desafío de empezar de cero en un nuevo estado era intimidante.

"Me mudé aquí sin conocer a nadie", dice Dwire. "Mi papá se había jubilado y había liquidado todo, así que cuando me mudé a Colorado Springs, recuerdo que un contratista me dijo: 'No sé quién crees que eres, pero esta es mi ciudad'. Y yo pensé: 'No lo creas, amigo. Esta llegará a ser mi ciudad'".

En la actualidad, realmente se puede decir que la ciudad es de Dwire, ya que muchos grandes proyectos de infraestructura de la ciudad comienzan con los servicios de excavación de su empresa. La empresa cuenta con 100 empleados y excava de 12 a 13 millones de yardas cúbicas de tierra por año. Dwire atribuye el crecimiento de la empresa a la determinación y la estrategia.

"He aprendido mucho llevando adelante la expansión de esta empresa", dice Dwire. "Uno aprende cómo tratar a los clientes, cómo tratar a los empleados y qué máquinas conviene comprar".

Y cuando de excavadoras se trata, él confía en Hitachi.

"Me encanta la marca Hitachi y he probado todas sus excavadoras", dice Dwire. "Para hacer un buen trabajo de carga y descarga, me gustan las Hitachi. Son sumamente eficientes, consumen poco combustible y son increíblemente confiables. Debo haber tenido 20 de estas máquinas en toda mi vida".

Un empresario con altas expectativas

Cada excavadora de la  flota de Dwire está destinada a operar durante un arduo horario laboral. Puesto que la compañía de excavaciones es de gran envergadura, las excavadoras que opera el personal son la clave de cualquier tarea. Y la producción es fundamental.

"Nuestros muchachos deben girar cada 15 segundos y arrojar la tierra", dice Dwire. "La producción es esencial. No puedo tener mis máquinas averiadas".

Dwire, un operador experimentado, ahora se centra en optimizar la eficiencia y llevar a cabo algunos de los proyectos más grandes de Colorado Springs. Hace poco, la compañía trabajó en un proyecto de intersección en la I-25; debió encargarse de trasladar 2 millones de yardas cúbicas de material a fin de  preparar el área para el desarrollo de una intersección de múltiples carreteras.

El personal de Dwire pone a prueba periódicamente su flota de maquinarias, incluso sus últimas incorporaciones, una ZX130-6 y una ZX870LC-6 nuevas.

"En este momento tenemos cuatro excavadoras Hitachi", dice Dwire. "Desde las sumamente pequeñas miniexcavadoras hasta la ZX870LC-6".

La variedad de maquinarias que componen su flota permite a la compañía desempeñar todo tipo de tareas, desde las más pequeñas, como la excavación de zanjas en áreas residenciales, hasta las de mayor envergadura, para los cuales la ZX870LC-6 es infatigable en términos de producción; tiene además, un cucharón con capacidad para 9 yardas cúbicas. 

No importa el trabajo ni cuán grande sea la tarea, Dwire destaca que la confiabilidad y la asistencia de su distribuidor, 4Rivers Equipment, son fundamentales para maximizar la productividad.

"Necesitamos máquinas que trabajen en todo momento", dice Dwire. "En esta industria, la confiabilidad y la asistencia del distribuidor son esenciales. Hace 25 años que conozco a 4Rivers Equipment, y para disfrutar de una experiencia maravillosa, la máquina debe tener siempre la asistencia de su distribuidor".

Dwire tiene el anhelo de continuar ampliando su flota y seguir disfrutando de la confiabilidad que Hitachi le ofrece.

"Siempre dije que si todo lo que debía hacer era operar maquinarias Hitachi, pues eso es lo que haría", dice Dwire con una sonrisa.

Producción precisa

Cuando Dwire vigila un sitio de trabajo, se lo puede ver en constante desplazamiento por el área. Está buscando cualquier posible deficiencia y verificando que los camiones estén recibiendo carga continuamente.

"Es muy sencillo: si estamos en movimiento, ganamos dinero", dice Dwire. "Aquí, en Colorado, se paga entre dos y tres dólares por yarda cúbica; es necesario remover mucha tierra para ganar algo de dinero".

Puesto que el nivel de productividad se mide por minuto, e incluso por segundo, el período de producción activa es fundamental.

"Nuestras Hitachi nos garantizan mucho tiempo de producción activa", dice Dwire. "Son increíblemente confiables y totalmente diferentes de cualquier otra máquina que haya operado. Si a eso le sumamos el apoyo del distribuidor, resulta evidente por qué elegimos esta marca vez tras vez".

Dwire también ha notado que la comodidad en la cabina contribuye a la producción.

"El confort que ofrecen hoy en día las excavadoras Hitachi es simplemente increíble", añade. "Es como sentarte en un sillón de tu casa para ver televisión".

Gracias a los sistemas de radio CB y de GPS que tienen estas maquinarias, casi no hay personas en el terreno, en las zonas de trabajo de Dwire.

"Todo se resume a una persona sentada dentro de la máquina 10 por día, que se comunica a través de la radio y usa su sistema de nivelación por GPS", dice Dwire. "Así que la comodidad del operador es esencial. Hace varios años, cuando estas cabinas se volvieron tan cómodas, nuestro tiempo de producción activa pasó de ser 50 minutos por hora a 55, 58 minutos por hora en estas máquinas. Y al final de una jornada, eso marca una enorme diferencia".

Destinado a trabajar con tierra

Durante su infancia, Dwire se crió en el contexto del negocio familiar y estuvo en contacto con las tareas de excavación, de manera que al crecer, nunca encontró ninguna otra actividad que se le comparara.

"No me gusta verter concreto", dice Dwire. "No me gusta construir edificios ni martillar cosas. Lo único que quiero es operar los juguetes de Tonka, pero en versión grande".

Aunque Dwire ya no pasa el día entero operando maquinaria, no puede resistir la tentación de manejar una nueva Hitachi.

"Cuando adquirimos una nueva máquina, tengo que probarla", dice Dwire sonriendo. "Siento la necesidad de salir al terreno, relajarme y trasladar algo de tierra".

Recuerda con cariño los momentos en los que se sentaba junto a su padre en una cargadora cuando era niño.

"La vibración del motor diésel te recorre las venas", dice. "Aún hoy puedo sentirlo y creo que cualquiera que haya sido "embrujado" como yo por este trabajo y haya crecido en este entorno sentirá que es casi imposible dedicarse a cualquier otra cosa".

Dwire Earthmoving LLC cuenta con el servicio de 4Rivers Equipment, Colorado Springs, Colorado.